VEHÍCULOS LIVIANOS Y PESADOS

El procedimiento de revisión técnico mecánica para vehículos consiste en los siguientes pasos:

 

PRE REVISIÓN

En la pre-Revisión se verifica los siguientes pasos:

  1. La documentación del vehículo: tarjeta de propiedad y seguro obligatorio (SOAT) vigente.
  2. Si el vehículo tiene convertidor catalítico a gas se verifica el certificado de conversión a gas vigente.
  3. El vehículo debe tener suficiente combustible para la prueba que durará aproximadamente veinte minutos.
  4. El vehículo debe estar en un estado de limpieza adecuado (interior, exterior, inferior).
  5. El vehículo debe estar completamente vacío  y sin carga.
  6. El vehículo debe estar libre de alarmas, resonador, copas en los rines y exploradoras.
  7. No dejar objetos de valor dentro del vehículo.
  8. Presión de aire de las llantas deben estar dentro de los rangos recomendados por el fabricante.
  9. La placa delantera y trasera deben estar legibles.

Una vez hecha la pre-revisión y hayan sido activadas las pruebas, se da inicio a la revisión la cual se detalla a continuación:

ALINEACIÓN

Esta prueba mide la desviación lateral del vehículo en cada uno de sus ejes. Si es superior a más o menos 10, el vehículo será rechazado, ya que presenta desalineación. Más o menos 10 significa que en diez metros el vehículo se va desviar demasiado y eso implica un riesgo inminente.

SUSPENSIÓN Y FRENÓMETRO 

  • Suspensión (sólo para vehículos livianos): Mide la adherencia de cada una de las ruedas a la plataforma del banco de suspensión, entiéndase por adherencia, la relación entre la mínima fuerza vertical de contacto entre la rueda y la plataforma registrada durante la oscilación vertical de la rueda con respecto al peso de la misma rueda, la cual debe ser mayor al 40% para aprobar la prueba, si la prueba arroja valores menores del 40% en una sola rueda se toma como defecto y el vehículo es rechazado.
  • Frenómetro: Esta prueba se realiza en cada uno de los ejes del vehículo, comprobando lo siguiente:
    • El frenado en cada una de las ruedas
    • La progresión no gradual del frenado (el agarre que tiene las llantas del vehículo)
    • El desequilibrio por eje.
    • Eficacia total.

    La eficacia  es la suma de la fuerza de frenado sobre el peso total del vehículo  y si la prueba arroja menos del 50% el vehículo es rechazado. El desequilibrio se mide por eje y es cuando una rueda ya sea la derecha o la izquierda frena más que la otra, si es superior al 30% el desequilibrio presentado en algunas de sus ejes se considera como defecto tipo A y también el vehículo es rechazado.

INSPECCIÓN VISUAL

Esta prueba es la más compleja, pues se realiza una inspección sensorial tanto a la parte  exterior e interior al vehículo.

  1. Se revisa cada una de las llantas: labrado, desgaste, rotura banda de rodamiento, roce de la llanta con el guardabarro, regrabado, pernos, protuberancias, tuercas, espárragos, tornillos, fisuras en los rines, deformaciones, en los rines artilleros desprendimiento de los aros. Se verifica la profundidad de la llanta en el área de mayor desgaste con el profundimetro teniendo en cuenta que el valor obtenido no puede ser inferior a 1.6 mm para livianos, y de 2.0 mm para pesados
  2.  Se revisa cada uno de los espejos y sus anclajes. Revisa partes mal ensambladas que se proyecten por fuera del vehículo.
  3. Se abre cada una de la puertas, se mira su apertura y cierre adecuado, el mecanismo para accionar los vidrios, seguros, chapas, tapizados y manijas. Se observa si hay tubos de escape, perforaciones, agujeros visibles que permitan la entrada de gases, corrosión. Las sillas deben estar bien ancladas, estado y numero de sillas de acuerdo a licencia de tránsito, cinturones de seguridad y sus anclajes, pedales y su recorrido, inexistencia o mal funcionamiento  de los limpiabrisas, vidrios y distorsión del campo visual del conductor, falta de uno de los vidrios fijo o parabrisas, panorámico trasero, pito, cojineria, tapicería y comando de luces incluyendo luces interiores. Se revisa la luz de freno, reversa, parqueo, direccionales, delimitadoras. En vehículos de servicio público luces interiores y timbre. En taxi luz que indique libre, testigo que indique fallo en el sistema de freno.
  4. Se observa el estado del bomper, reflectivas, tapa baúl, llanta de repuesto, en campero broche de repuesto con riesgo de desprendimiento, si el vehículo tiene dispositivo de retención de carga revisar sus anclajes. Funcionamiento de baúl, puertas y compuertas. Se revisa las señales reflectivas, luz emitida diferente o en cantidad inferior a lo estipulado por la ley. La placa.
  5. Se revisa el capot, su cierre adecuado y se examina la batería con riesgo de desprendimiento, el depósito de servofreno y que sus componentes no tengan fugas o deterioro. Se revisa que la cantidad de líquido no esté por fuera del indicado, la ausencia de la tapa del depósito del líquido de freno, se revisan las fundas, guayas, cables o varillas deterioradas o con riesgo de desprendimiento, batería en el habitáculo del conductor.
  6. Si se trata de vehículos de servicio público, las placas impresas en la carrocería deben cumplir con el anexo de la NTC 5375.
  7. Se Verifica si en la parte inferior del vehículo se encuentran elementos de suspensión rotos o con juegos excesivos y si tiene partes rotas en el chasis.
  8. Se observa si tiene juegos en la caja de dirección o fugas en toda la parte del motor, caja o transmisión.
  9. Se verifica el funcionamiento del sistema de frenos y de combustible inferiormente.
  10. Se verifica estado del sistema de escape, tijeras, bornes de transmisión, barra estabilizadora.

LUXÓMETRO

Se encienden las luces del vehículo, y se verifica si funciona la luz baja y la luz alta. El luxómetro es el encargado de medir la intensidad y la inclinación de las luces. El luxómetro se ubica en una posición paralela al vehículo para hacer una toma correcta de las luces, este mismo debe estar nivelado para  marcar correctamente.

Los valores que la norma exige en este paso están entre 0,5 y 3,5 % de inclinación o la desviación de cualquier haz de luz en posición de bajas, además la intensidad sumada de todas las luces que se puede encender simultáneamente, no supere los 225 klux a 1metro de distancia y la intensidad en algún haz de luz baja no puede ser inferior a los 2.5 klux a 1 metro de distancia.

ANALIZADOR DE GASES (VEHÍCULOS CON MOTOR A GASOLINA) Y OPACIMETRO (VEHÍCULOS CON MOTOR A DIESEL)

Con estos equipos se mide las emisiones contaminantes en los gases de escape del vehículo automotor y no deben exceder los niveles máximos permisibles establecidos por la reglamentación vigente.

En estas pruebas se verifica lo siguiente:

  • Tubo de Escape (y/o uniones del múltiple) sin fugas o deformaciones en que no permitan la introducción de la sonda.
  • Silenciador sin fugas.
  • Si existe la tapa de Combustible (sin fugas).
  • Si existe la tapa del Aceite del Motor (sin fugas).
  • Si permite la instalación del sistema de muestreo (sensores / sondas).
  • Sin salidas adicionales en el sistema de escape, diferentes a las del diseño.
  • Presencia del filtro de aire en buen estado (no roto, ni deformado).
  • Correcta operación del sistema de refrigeración.
  • Que el vehículo no tenga Revoluciones Inestables.

En caso de  NO presentarse alguna de estas condiciones, el inspector ingresará la respectiva observación al software de aplicación para que se genere automáticamente el informe de rechazo  del vehículo.

  • ANALIZADOR DE GASES:

 En un vehículo con motor a gasolina se realiza una prueba de humo, donde se debe acelerar el vehículo a velocidad crucero (entre 2250 y 2750 RPM) durante 20 segundos, verificando así que no exista presencia de humo azul o negro por más de 10 segundos; En caso de haber presencia de humos el inspector procede rechazar la prueba. Negro, significa que hay exceso de combustible y el azul, paso de aceite. Una vez realizada todas las pruebas anteriores al vehículo, se procede hacer la prueba con el equipo  analizador de gases.

Los límites máximos de emisión permisibles para vehículos con motor a gasolina son los siguientes:

Cuando la concentración de O2 exceda el 5% o la concentración de CO2 sea inferior al 7%, se entenderá que existe dilución de la muestra y el vehículo se rechaza.

  • OPACIMETRO

Si el vehículo tiene motor diésel se realiza la prueba de opacidad con el opacímetro.

Los límites máximos de emisión permisibles para vehículos con motor a Diesel son los siguientes:

Los vehículos pesados  con capacidad de carga superior a tres toneladas o diseñados para transportar más de diecinueve (19) pasajeros y modelos anteriores a 2001, los tubos de escape  deben estar dirigidos hacia arriba y efectuar su descarga a una altura no inferior a tres metros del suelo.

SONOMETRO

En esta prueba se mide los niveles de presión sonora.

 

“CONTRIBUIMOS CON LA SEGURIDAD VIAL Y EL CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE EN COLOMBIA”